Se ha descubierto que Motorola no permitirá modificar la rom del dispositivo, es decir, no se podrá instalar Android personalizado por el usuario. Es un paso más por parte de un fabricante de tratar de controlar que cosas podemos hacer y que no, si un usuario se compra un móvil será para tener un control total sobre el mismo ya que lo ha pagado.

De esa forma no se podrá quitar la nada agradable interfaz Moto Blur, personalización propia de Motorola. Lo peor será cuando deje de dar soporte de actualizaciones para dicho dispositivo y un usuario avanzado quiera actualizarlo por sus propios medios ya que no podrá por el bloqueo que posee. Es una lástima tomando en cuenta que es un gran móvil al que, con sus respectivos complementos, se podía transformar en una netbook o un centro multimedia, claro esta que a un usuario medio esta acción no le importaría y aun así se haría con el.

Esperemos que se den cuenta de su error y que den marcha atrás, y que no sigan estos pasos más fabricantes, ya que lo único que hacen con estas acciones es incentivar a que prefiramos teléfonos propios de Google como son el Nexus One y Nexus S, sin personalización y sin restricciones de ninguna índole, recalcando que ambos son grandes teléfonos pero con sus ventajas e inconvenientes.

  • marto

    joder! que cabrones! a ver si nos dejan la libertad de elegir a los usuarios

    por cierto tio, gracias por la info

  • pedro

    Pero esto es lo mismo que hacen todos no? idem SAmsung, LG, SE, todos… cual es la novedad?