En el día de ayer, vimos cómo Android derrotó a Windows Phone en su propia campaña “Smoked”. Sin embargo, esto no fue sorprensa para Microsoft. La compañía fundada por Bill Gates sabía que Android podía derrotarlos.

Microsoft entró en su campaña con un conocimiento relativamente profundo de los riesgos que ello implicaba, en particular decirles a los empleados de sus tiendas que “seleccionen un desafío apropiado para su cliente” con consejos para los dispositivos que podrían llegar a vencer a Windows Phone en determinadas circunstancias.

Está claro que Microsoft no tiene intención de perder el reto Smoked by Wiondows Phone con demasiada frecuencia. La campaña fue diseñada para resaltar la rapidez y la eficiencia con la cual Windows Phone puede realizar las tareas normales de cada día, y con una PC de 1.000 dólares de premio para cada aspirante, las apuestas son altas. Ayer vimos cómo Sahas Katta golpeó la promoción en uno de sus puntos débiles, demostrando que la carga de su Galaxy Nexus con widgets en la pantalla de inicio eran capaces de mostrar el tiempo de dos ciudades diferentes más rápidamente que su competencia de Windows Phone. Sin embargo, Microsoft intentó justificar su derrota, aunque luego en cierta forma reconoció su derrota dándo a Sahas una laptop y un teléfono (aunque nunca lo admitieron realmente).

De hecho, los widgets del tiempo de Android tiempo fue uno de los puntos débiles identificados por Microsoft antes de que la promoción comience. Para el reto específico que realizó Katta (“Información en tiempo real con Live Tiles”), a los clientes se les pide que “comprueben el tiempo en la tienda y en Las Vegas, o que vean si se reproduce una película en su cine favorito.” La guía continúa advirtiendo que “los usuarios de Android tienen acceso a los Widgets que pueden, si se han configurado correctamente, mostrar el clima y otra información en tiempo real”.

Pero los riesgos no se limitan al desafío del tiempo. En otro de los retos llamado “Pocket to Picture to Post“, los rivales están obligados a tomar una foto y subirla a Facebook tan pronto como sea posible. El personal es advertido que el iPhone 4S “tiene una característica similar y una cámara muy rápida, por lo que es un serio contendiente en esta categoría”. Sorprendentemente, Microsoft también les dice que tengan cuidado con el humilde HTC Status, un dispositivo QWERTY con Android que ofrece AT&T:

También debe mantenerse al margen de este desafío contra un HTC Status ya que también tiene una funcionalidad pocket-to-picture-to-post y una cámara que se enciende aún más rápido que Windows Phone.

En el desafío “Actualización de su estado a través de múltiples redes sociales”, los usuarios deben postear un “mutuo acuerdo de estado” tanto en Facebook como en Twitter. Aquí, a los empleados de las tiendas se les advierte sobre un “escenario de usuario avanzado” que “no es muy común”: se pueden usar Tweets selectivos para vincular Facebook y Twitter de manera que si a un post en Twitter se le agrega “# fb” , se publica de forma simultánea en Facebook. En este caso, Microsoft dice que esto “podría resultar en un empate”. ¿El desempate? “Se pide a los clientes del desafío que actualicen su imagen de perfil en esas mismas redes sociales”, una tarea que Microsoft parece más seguro de ganar cómodamente.

Sin embargo, ese no es el único riesgo con este reto. Microsoft también señala que TweetDeck y Siri pueden configurarse para actualizar Facebook y Twitter al mismo tiempo.

Parece que Microsoft sabía muy bien donde no podía vencer a la competencia, por lo cual no está claro cómo Sahas llegó al punto donde se le ofreció el reto del tiempo. Sea como sea, una vez más queda confirmado una cosa: no hay otro sistema operativo como Android.

Via: The Verge, Twitter