Apple Inc ha solicitado una orden judicial para prohibir de forma permanente en los Estados Unidos, los productos de Samsung Electronics que fueron acusado de violar sus patentes junto con 707 millones de dólares por daños adicionales por sobre el billón de dólares que la firma coreana deberá pagar de acuerdo al veredicto al que arribó el jurado el mes pasado.

Como todos saben, Apple y Samsung se enfrentan en una encarnizada batalla legal desde hace varios meses. A finales del mes pasado, Apple obtuvo una gran victoria ya que un jurado de EE.UU. encontró que la firma coreana había copiado algunas características críticas del iPhone y condenó a la compañía a pagar 1.05 mil millones de dólares por daños.

Pero al parecer eso no fue sucifiente para Apple. El pasado viernes, la firma de la manzana presentó una nueva moción en la que pretende:

  • 400 millones de dólares de indemnización por daños por violación de diseño de Samsung
  • 135 millones de dólares por la violación deliberada de sus patentes
  • 121 millones de dólares en daños y perjuicios complementarios basados en las ventas de productos de Samsung que no están cubiertos en la deliberación del jurado
  • 50 millones por daños y perjuicios previos al juicio.

Todo lo cual da un total de 707 millones de dólares, que se suman al billón de dólares que decretó el jurado en agosto.

Apple quiere que la orden judicial cubra “cualquiera de los productos infractores o cualquier otro producto con una característica o características similares a cualquiera de la o las funciones infractoras en cualquiera de los productos infractores”.

Samsung por su parte, ha pedido un nuevo juicio que revea la decisión del pasado mes de agosto alegando que se trató de un caso de patentes sin precedentes debido a su magnitud y complejidad, lo cual impidió a la empresa presentar un informe completo y justo, en respuesta a muchas demandas de Apple.

Habrá que ver si el nuevo pedido de Apple tiene buen destino, lo cual podría significar otro duro golpe para Samsung.

Más allá de estos problemas legales, en la batalla comercial, no cabe dudas que Samsung está derrotando a Apple. El pasado trimestre, la firma coreana se alzó como el mayor fabricante de móviles, con más de 50 millones de unidades vendidas, casi el doble que Apple, que comercializó “solo” 26 millones.

Via: Reuters