Puede que Samsung tenga razones para un enfrentamiento directo con Apple después de las refriegas en los tribunales y es normal que la compañía coreana esté dolida, pero… ¿es necesario ridiculizar a los usuarios de la competencia?

Ya sucedió el año pasado y para el lanzamiento de iPhone 5, Samsung ha preparado también una campaña publicitaria en la que lo compara con el Galaxy S III. Por supuesto en el anuncio no hay color. En muchos países no se puede mencionar directamente a la competencia en publicidad, pero como la legislación internacional tiene agujeros al respecto Internet permite la libre circulación de vídeos como el que vemos este año.

Claro que el video es divertido y hasta simpático, pero del mismo modo que dije (desde mi punto de vista personal) que era dudosamente ético lo que sucedía con las patentes entre Apple y Samsung, tampoco parece que sea oportuno infravalorar a los ciudadanos de a pie y dar una imagen poco digna de los clientes del competido.

Vosotros mismos, ¿ Cual es vuestra opinión tras ver el siguiente vídeo?

http://youtu.be/nf5-Prx19ZM

  • Bayron

    No es por nada, de hecho no soy usuario de ninguno de los dos telefonos, pero esa es clara la actitud de los usuarios de Apple, no saben ni que compran pero lo compran, digo, antes si habían innovado, pero ahora sus “Mejoras” suenan tan estupidas como lo mencionan los actores en el comercial…

  • ale

    Los usuarios de Apple son pura lampara, el futuro esta en Android, libre y con una variedad de telefonos. Que hay de bueno en decir tengo un iphone y viene otro idiota y dice a mira tenemos el mismo, daaaaa… Mejor es sacar el S3 y ver que el otro tiene un Xperia J y hay agarrarse a una pelea por el mejor teléfono…

  • No me parece un mal anuncio. Samsung ironiza sobre el extremismo de la ridiculez de los compradores de Apple que como bien dice Bayron, no saben ni qué compran, pero lo compran. Totalmente a ciegas y da igual si es bueno o malo. Un comprador de Android mira cuál es su dispositivo que mejor se adapta y sabe lo que compra.