Los smartphones han sido la gran aparición en materia tecnológica de los últimos años. A esta altura podemos decir que nos han cambiado la vida y que nos sería difícil pasar mucho tiempo sin ellos. Sin embargo, ya han comenzado a verse signos de adicción a los móviles. ¿Nos estamos volviendo adictos a nuestros smartphones? ¿Se están convirtiendo en un arma de doble filo?

Estamos en una época en la que la tenología lo ha impregnado todo. Desde hace algunos años, vivir sin un ordenador es prácticamente imposible y ahora está llegando una nueva era en la que no podemos vivir sin nuestros smartphones ya que no sólo nos sirven para comunicamos sino que muchos de nosotros trabajamos con ellos, los usamos como herramientas de entretenimiento, leemos las noticias, miramos videos, los utilizamos como cámara de fotos, GPS y muchas cosas más.

Además, cada vez es más comun que los más chicos (así como los más grandes) manejen todo tipo de gadgets fluidamente. Ya no sorprende ver a niños de 8 o 10 años o a abuelos de 70 jugar, navegar, chequear mails, etc desde sus smartphones con total naturalidad.

Que los smartphones hayan llegado a todos no es algo malo, el problema aparece cuando estamos tan inmersos en nuestros móviles que nos hacemos adictos a ellos. ¿Te ha pasado que estás en una reunión, cena o salida con tus amigos y te das cuenta que nadie te está prestando atención porque todos están continuamente pendientes de sus móviles? Una horrible sensación, ¿verdad? Lo peor de todo es que a veces uno se queja de eso pero luego en ocasiones también hace lo mismo sin darse cuenta.

Hay varios estudios que demuestran que los smartphones se están convirtiendo en una adicción para una gran cantidad de personas. Lo que en un primer momento fue (y sigue siendo) una excelente herramienta para estar siempre conectados con amigos y familiares, ha comenzado a jugarle encontra a mucha gente y ha comenzado a ser visto como un “arma de doble filo”.

Smartphones, la adicción del siglo XXI

Recientes estudios realizados en los Estados Unidos demuestran que los usuarios son más dependientes de sus smartphones de lo que ellos mismos quisieran. Según se informa, casi el 67% de los usuarios comprueba sus dispositivos constantemente “por si acaso”, incluso sin tener ninguna notificación.

Además, el 44% de los encuestados admitieron dejar su móvil al lado de la cama por la noche por si recibían alguna llamada, y el 30% indicó que no puede imaginar su vida sin un smartphone.

Por otra parte, la revista Time realizó una encuesta hace unos meses tomando a más de 5.000 personas de diferentes partes del mundo y llegó a la conclusión de que cada vez más personas, por más diferencias culturales y de nacionalidades que haya, se están volviendo adictas a sus smartphones.

Entre las cifras de este estudio, en el que se encuestó a personas de Estados Unidos, el Reino Unido, India, China, Brasil, Sudáfrica, Indonesia y Corea del Sur, se destacan:

  • 84% de los encuestados dijeron no poder vivir un sólo día sin sus smartphones
  • 50% de los usuarios norteamericanos duerme con su smartphone como si fuera un osito de peluche, pero esa cifra se incrementa hasta un 80% entre los jóvenes de entre 18 y 24 años
  • 20% de los encuestados admitieron chequear sus móviles cada 10 minutos y el 25% cada media hora
  • 24% dijo haber arreglado alguna cita a través de los mensajes de texto pero en China esa cifra se incrementa hasta un 56%.
  • 75% de las personas de entre 35 y 29 años duermen con sus smartphones

Gráfico: ¿Crees que estar constantemente conectado mediante la tecnología es principalmente…

Cuando uno tiene una adicción, el primer paso para poder combatirla es reconocerla. Sin embargo, si uno no cree que es adicto, difícilmente se recupere, ¿verdad? Pues eso parece ser lo que sucede con los usuarios de los smartphones. Según la encuesta de Time, entre el 76% y el 94% de los encuestados, de acuerdo al país, indicaron que estar permanentemente conectados les parece algo útil y positivo.

Pero eso no es todo. Uno no sólo tiene que medir la adicción a los smartphones de acuerdo al tiempo que uno le dedica a él sino también teniendo en cuenta lo que uno resigna por ello.

Una encuesta realizada por Gazelle.com revela que 15% de los usuarios de iPhone prefieren no tener sexo un fin de semana antes que renunciar a sus dispositivos por un par de días, mientras que un 4% admitió utilizar su iPhone mientras tenían sexo. Además, el 65% de los usuarios de iPhone encuestaos admitieron no poder vivir sin sus dispositivos.

De acuerdo a resultados de diversas encuestas, OnlineColleges realizó la siguiente infografía en la que revela que nos estamos convirtiendo cada vez más adictos a nuestros smartphones pero que al mismo tiempo amamos nuestros dispositivos y los usamos para todo.

¿Te sientes identificado con estas cifras? ¿Crees que eres un adicto a tu smartphone? Yo creo que más para saber eso más que contar las horas diarias que utilizamos nuestros smartphones deberíamos ver las cosas que resignamos por usarlos.

Si, los smartphones son magníficos pero cuidado, las adicciones nunca son buenas.

Recuerda que puedes leer todos mis artículos desde AQUÍ o seguirme en Twitter desde AQUI para estar al tanto de todo lo que sucede en el mundo Android.

Via: Mashable, Time

German Rodrigo

Puedes leer todos mis articulos desde aqui o seguirme en Google+ y Twitter desde @GerRodrigo87 para estar al tanto de todo lo que sucede en el mundo Android.

  • http://www.facebook.com/oscarang.amistadsincera Oscarang Amistad Sincera
    muchas gracias por esta publicacion
  • Victor Manuel
    La verdad yo si me controlo bueno cuando tengo bateria toda mi atencion a mi android, pero si no pues hago cualquier cosa que me venga a la mente