De acuerdo a un reciente estudio llevado a cabo por Samsung y el prestigioso MIT, no faltaría demasiado para que veamos baterías recargables con vida útil “infinita”. Los investigadores han desarrollado un nuevo enfoque utilizando electrolitos sólidos (en lugar del líquido utilizado en la mayoría de recargables en la actualidad) para lograr una mayor vida y una mejora de entre 20 y 30 por ciento en la densidad de potencia (la cantidad de energía almacenada en un espacio dado) en las baterías recargables.

De acuerdo a la investigación, los nuevos materiales también podrían mejorar en gran medida la seguridad y durar hasta cientos de miles de ciclos.

Además de la duración, también habría una gran mejora en cuanto al costo y a la seguridad de las baterías. Con electrolitos sólidos todos los problemas actuales de las baterías con electrolitos líquidos se eliminan. Uno hasta podría “lanzarla contra la pared o insertarle un clavo” sin que haya ningún peligro ya que “no hay nada que quemar”, tal y como sostiene Gerbrand Ceder, profesor del MIT.

De acuerdo al informe, ya estaría todo dado para que estas baterías “infinitas” funcionen establemente. Habrá que ver cuanto tardan en aplicarla a los dispositivos. Ojalá sea pronto ya que representaría un gran avance en cuanto a las baterías de los dispositivos móviles, aspecto que creo que viene algo retrasado en comparación a otros elementos como pantalla, procesador, RAM, cámara, conectividad…

Via: Kurzweilai