Tras repetidos intentos fallidos por establecerse como un fabricante destacado en el mundo Android, la firma japonesa sigue reportando pérdidas año tras año y ya han comenzado a evaluar sus opciones para el curso que viene.

Sony y sus pérdidas millonarias

El camino que ha atravesado Sony como fabricante de smarpthones Android ha estado, en el mejor de los casos, lleno de obstáculos que no han sabido superar lo que ha derivado en números muy negativos para la firma japonesa. De acuerdo a los propios voceros de la empresa, el 2016 podría ser un año clave para Sony ya que de no lograr revertir esta situación podrían considerar “otras alternativas” donde no se descarta cerrar por completo su división de móviles.

Vamos a seguir con el negocio, siempre y cuando vayamos por el camino de mejorar cada año… De lo contrario, no hemos descartado considerar otras alternativas” Kazuo Hirai – Presidente ejecutivo de Sony

La firma se ha dado a si misma un ultimátum para volver a los negocios rentables en su divisón móvil para este 2016 antes de tomar cualquier medida con la marca Xperia, y si bien se desconocen cuales son esas “otras alternativas“, no se vislumbra otro destino más lógico que el de cesar la fabricación de smarphones, al menos bajo ese nombre y esas condiciones. Su presidente ejecutivo, Hirai, ya ha tomado una serie de medidas importantes entre las cuales se destacan la de recortar sus negocios de PC.

Los dispositivos Xperia representan tan sólo el 1% del mercado norteamericano y apenas el 17,5% de Japón

Los números de Sony hablan por sí solos: en Abril de este año estimaban una pérdida de 310 millones de dólares mientras que finalmente la cifra parece que va a escalar hasta los 480 millones de dólares. Y no es de extrañar dicha pérdida cuando los dispositivos Xperia representan tan sólo el 1% del mercado norteamericano y apenas el 17,5% en su mercado natal de Japón, sitio que deberían dominar de pe a pa.

En cuanto a sus dispositivos, uno debe decir que la verdad es que no lo han hecho tan mal teniendo dentro de sus filas varios Sony Xperia que valen la pena, con una formidable calidad de construcción, cámaras de primer nivel y especificaciones para todas las gamas de Android. Lo que sucede, al parecer, es que las similitudes en las distintas generaciones de los Xperia han hecho que los usuarios perdiesen interés en los mismos y por ende mirado hacia otro lado a la hora de hacerse de un nuevo smartphone.

Sumado a esto, la presión que vienen ejerciendo fabricantes chinos en ascenso como Xiaomi o Huawei (por sólo nombrar algunos) que a base de dispositivos de bajo costo y altas especificaciones, se han hecho un lugar en el mercado internacional quitándole su parte a otros como Sony. Claro que no hay lugar para todos, y lo que algunos ganas otros lo pierden, lo que sucede es que da la impresión que los japoneses vienen entregando partes del mercado sin freno.

Pero no todo es malo para Sony ya que su división de sensores de imagen es uno de sus mayores fuentes de ingreso y parece que la firma japonesa plantea darle una mayor independencia para proliferar en este cruel mercado. Los lentes Sony son considerados como uno de los mejores del mercado, y es aquí donde los japoneses podrían intentar una recuperación para mantenerse competitivos.

Este año ya está pronto a acabarse y de acuerdo a los números todo parecería indicar que Sony no va a poder recuperarse en tan poco tiempo, sobre todo tomando en cuenta los dispositivos que vienen lanzando y la (pobre) respuesta que ha generado en el público. También es cierto que el cese de fabricación de Smartphones sería todo un cimbronazo para la Industria, y de hecho se podría pensar que es poco probable.

Quedará por ver que sucede el curso que viene, pero sin dudas que será un año más que difícil para Sony.

¿Tu que creer? ¿Acaso Sony Xperia dejará de existir?