Después de una larga temporada de rumores y pruebas, llegan por fin las videollamadas a WhatsApp, aunque de momento solo para iOS.

Parece que Facebook se ha propuesto hacer protagonista esta semana a su aplicación de mensajería adquirida, liberando algunas de las mejores y más esperadas características para la popular aplicación de mensajería.

Ha sido un largo periodo de espera en el que no han parado de sucederse las filtraciones en las que se aportaban con cuentagotas algún nuevo dato acerca de esta característica. Y es que es en 2015 cuando comenzó el desarrollo y pruebas en las versiones beta de Android e iOS.

Hoy, por fin son una realidad progresiva, porque como decíamos al principio, únicamente están disponibles para usuarios de iOS a los cuales se les va liberando poco a poco la versión 2.16.16 estable que incluye esta característica.

El resurgir de una tecnología recuperada del cajón

Para nada el tema de las videollamadas es nuevo, como casi nada de lo reinventado hoy en día en el mercado.

whatsappHace años, ya teníamos videollamadas, pero eran muy caras y la calidad dejaba mucho que desear.

Te interesa: Whatsapp introduce verificación en 2 pasos y audio en segundo plano

Con la aparición de las primeras redes “de alta velocidad” (diremos de velocidad suficiente para soportar esta tecnología, pero que hoy serían muy lentas), se intentó popularizar por las compañías el uso de la videollamada.

Acompañadas también por el harware de los equipos con los primeros terminales que contaban con cámara forntal, no dejaron de ser una posibilidad que pasó sin pena ni gloria aquejado por unos precios que rondaban las 80 pesetas el minuto de la época.

whatsapp

En cualquier caso y retomando el tema principal del artículo, los usuarios de Android la seguiremos esperando, pero pensamos que no se va a retrasar demasiado.

Te interesa: Te enseñamos como activar todas las novedades de WhatsApp ¡Sé el primero en tenerlas!

Al ritmo que van las presentaciones de nuevas características, la lista de la versión beta se va a reducir considerablemente.