Qualcomm
Qualcomm

Está claro que Apple va a por todas contra Qualcomm. Desde luego hay que pensarse mucho qué hacer con una empresa de esta envergadura.

Hace solo unos días os contábamos que Apple interponía una demanda contra Qualcomm por prácticas extorsivas en referencia al uso de sus patentes.

La empresa de semiconductores respondía alegando acusaciones infundadas. Acusaban a Apple de malas prácticas contra sus patentes con el fin de demigrar su imagen y devaluar su precio.

Te interesa | Apple demanda a Qualcomm por 1000 millones de dólares y ésta responde

  • Parece que no ha terminado de sentar bien, y las dos empresas se han enzarzado en una buena batalla judicial. Ahora, Apple demanda a Qualcomm en China donde pide otros mil millones de yuanes (unos 145 millones de euros) en compensación.

Apple busca obtener una compensación por haberse visto afectada por la violación de leyes antimonopolio en el país. Los de Cupertino fundamentan su demanda en el inclumplimiento de los acuerdos firmados. Esto se une a la demanda ya interpuesta anteriormente en la que se acusa a Qualcomm de aprovecharse de su posición para monopilizar el mercado con sus chips.

    Qualcomm

Qualcomm vuelve a contestar y es muy clara

“Estamos dispuestos a defender nuestro modelo de negocios…” ha declarado la compañía ante la noticia de la demanda.

Y esto no es todo, alegan también que es una táctica de Apple para pagar menos por la tecnología. Según ellos se ofrecieron las mismas condiciones que otras empresa chinas habían aceptaron y se negaron a considerarlas.

No nos resulta una situación extraña. Digamos que estamos acostumbrados a ver a Apple desplegar su brazo legal para conseguir lo que quiere.

Y es que echar a la cuneta a cualquiera que le suponga un problema o amenace su posición es una práctica que algún día le puede salir cara.

La demanda a discreción no está nada bien visto en el mundo de los negocios, muchas grandes empresas están molestas por esta costumbre.

Así está la relación entre dos grandes de la electrónica y así son los negocios, pero personalmente vemos ruptura de soluciones en el horizonte del binomio Apple-Qualcomm.