Galaxy S8
Galaxy S8

Aunque el Galaxy S8 no vaya a estar en el MWC no quiere decir que no vaya a dar que hablar en estas semanas.

En la mayor parte de los casos, todos estos datos no son filtrados de forma fortuita. Son las propias marcas las que nos van arrojando unas migajas para mantener la expectación por sus productos.

Es lo que se conoce con el efecto hype, y funciona de maravilla. Hoy, surge nueva información referente al Galaxy S8 que da detalles interesantes.

El medio The Guardian afirma que ha podido hablar con personas del equipo de desarrollo del Galaxy S8. Hablan de un terminal excepcional que contará con lo mejor del Note 7 y mejoras importantes respecto al actual S7.

Galaxy S8 en dos tamaños sin versión plana

Lo que en inicio habría sido una variante a modo de globo sonda, la versión edge del S8 parece que será la única disponible. Lo haría en dos tamaños, uno cercano a las 5″ y otra versión “plus” que rozaría las 6” de diagonal.

Un S8 sin bordes

El punto fuerte de cualquier terminal Samsung bien sabemos que es la pantalla. El nuevo terminal de Samsung integraría una pantalla denominada “Infinitysin marcos. Esto aportaría un aprovechamiento del 90% de proporción pantalla a cuerpo, algo que parece será tendencia en 2017.

Galaxy S8 concept
Galaxy S8 concept

Tanto es así que incluso podría no incluir el emblema de la compañía en el frontal por falta de espacio. Por tanto nos dibuja mentalmente una idea de lo que el frontal del S8 podría ofrecer, pantalla y más pantalla.

El botón home, ese clásico en el diseño Samsung desaparecería. Lo que no está confirmado es dónde se ubicará, pudiendo estar bajo la pantalla o en la parte trasera.

El escáner de Iris, la herencia

Es una de las cosas que dejaría en herencia el fallido Note 7. A pesar de que tuvo una fría acogida, este método de identificación sería de los más seguros existentes.

Si finalmente decidieran llevar a la parte trasera el lector de huellas, es una buena solución para desbloquear el terminal cuando está sobre la mesa.

La cámara, la gran expectación

El Galaxy S8 no se sumará a la moda del doble sensor, y realmente no le hace falta. Con el sistema DualPixel estrenado en el S7, Samsung tiene la intención de aportar funciones inteligentes como el reconocimiento de objetos.

La segunda generación del sensor DualPixel contará además con mejores en estabilización, luminosidad y funcionamiento en general.

Su propio modo ‘PC’

Los rumores hablaron desde el principio de que incluiría este novedoso (en Android) modo escritorio. Conectado a un dock, y este a la pantalla y dispositivos de entrada externos, podríamos trabajar con el terminal como si de un ordenador se tratase, con las limitaciones evidentes.

No se sabe nada del procesador, shhh es secreto

A estas alturas otros años ya conocíamos la plataforma sobre la que se asentará todo esto que os hemos contado, pero este año no.

El bloqueo de exclusividad impuesto por Samsung sobre el Snapdragon 835 puede dar una pista al respecto, pero nada seguro.

Te interesa | El LG G6 no tendrá Snapdragon 835, estrategia Samsung

Sinceramente me cuesta pensar en un S8 sin Exynos, y más después del buen resultado que han venido dando los 7420 y 8890, los integrados en S6 y s7 respectivamente, pero puede pasar.

A fin de cuentas, los 835 son fabricados y desarrollados en colaboración con Samsung. Con su proceso de fabricación FinFET de segunda generación con litografía de 10nm, el éxito está casi asegurado.

El jack, la pregunta del millón

Y más después de las ampollas que ha levantado desde que el iPhone 7 lo eliminase. Pues bien, aunque sin confirmación oficial parece que contará con jack 3,5 para los auriculares, además de las certificaciones habituales de resistencia al agua y polvo.

El almacenamiento interno, ¡quiero llevarlo todo!

Y podrás, créeme que podrás. Parece que otra herencia del Note 7 sería un almacenamiento de 64GB tipo UFS2.1 de punto inicial. Una gran noticia, y es de agradecer pues aunque contamos con tarjeta microSD recordemos que las aplicaciones cada día pesan más y deben ir en el la memoria interna.

Pues hasta aquí todo lo relativo al S8 hasta la próxima, que seguramente sea pronto. Aun queda tiempo hasta su puesta de largo en abril, pero seguro que nos dejará rumores suficiente para conocerlo antes de tiempo.

 

 

 

  • Diego Valor

    Pues que bien.
    ¿ Y tanta tonteria, al comun de los mortales, que usamos el movil para lo que fue creado, WAPP, llamar, ver videos y jugar, en que nos beneficia?

    ¿Que es lo que me puede motivar para cambiar mi Samsung Mega de hace 3 años, que va de maravilla, por este nuevo trasto, (que ademas tiene la pantalla mas pequeña), y gastarme 800 euracos. 130.000 pelas,?

    Se estan pasando mas y mas cada dia. Y los usuarios estamos ya aburridos de tanta tontez.

    • Si el uso es el básico que se le da a un smartphone, tienes razón, ninguna. Podrías continuar con tu Galaxy Mega por muchos años hasta que aguante sin necesidad de comprar uno nuevo.

      Las gamas altas las he visto siempre como para desempeños más elevados. Un community manager que gestiona multitud de cuentas de redes sociales y que necesita tenerlas vivas en su terminal para ir saltando de una a otra además de hacer fotos de calidad para compartir, podría ser uno de los primeros perfiles que se me ocurren que puedan necesitar un terminal así.

      Otros muchos, simplemente quieren lo último porque su paciencia es escueta en cuanto a tiempo que están dispuestos a esperar entre que pulsan el icono y se abre la aplicación, nótese la ironía.

      Los apasionados de la tecnología demandan mucho las gamas altas sin un uso específico de sus posibilidades.

      En resumidas cuentas, hay tantas razones para hacer ese gran desembolso como para no hacerlo, y en tu caso tienes razones de sobra que apoyan tu decisión.

      También hay gamas más bajas que no cuentan con el máximo de las especificaciones por mucho menos dinero. Quizá el principal problema de muchos usuarios es que no saben ubicarse en qué gama deben situarse a la hora de comprar un smartphone.