Con Android no salimos de una y nos estamos metiendo en otra con los malware. Si hace apenas unos días os hablábamos de Skyfin, hoy aparece la pareja, Charger.

Te interesa | Skyfin, el malware que compra aplicaciones de pago

Por si este no te parecía suficientemente malo, atento a su acompañante porque no tiene desperdicio ninguno.

El nuevo elemento se llama Charger, un malware con menos impacto, pero que si “picas” puede ser enormemente molesto.

Si Skyfin robaba los datos e instalaba aplicaciones sin permiso, Charger no llega a tanto. La infección llega por una aplicación llamada Energy Rescue. Se camufla como un programa de administración de batería, pero nada más lejos de la realidad.

Una vez infectado, comenzará a recoger datos del usuario a través de las cuentas asociadas en el smartphone. Cuando tiene suficientes datos, solicita permisos de administración.

 

Malware

 

Recordemos que llega como un administrador de batería, algo que incremente las probabilidades de que le concedamos dichos permisos.

Si hemos caído en esa situación, Charger bloqueará tu terminal, por el que pedirá un rescate de 0,2 Bitcoins (unos 180 dólares).

Realmente no existe un bloqueo definitivo, pudiendo solucionarlo haciendo un reset maestro desde el recovery.

Charger ha muerto antes de vivir

Afortunadamente, Google se ha puesto manos a la obra y ya ha eliminado las aplicaciones desde las que presuntamente llegaba la infección.

Hemos advertido muchas veces ya el peligro de las prácticas por las que se propagan las infecciones. Instalar aplicaciones descargadas de Internet o de una tienda alternativa, es un peligro más serio del que parece.

Todos llevamos, en mayor o menor medida, datos sensibles en nuestros terminales. Realmente muchos no alcanzamos ni a imaginar lo que puede suponer el robo de los mismos, y me creeréis cuando os digo que no os gustaría saberlo.

En cualquier caso ya están atajados y no parece que vayan a provocar graves estragos, pero ya sabes, alerta y mucho cuidado con lo que instalas.