Nokia
Nokia

Para entrar en contexto, os diremos que HMD es la empresa compuesta en su mayoría por ex dirigentes de la antigua Nokia y los principales encargados de la gestión para la vuelta de la marca al mercado.

Dicho esto, creo que todos somos conscientes de la lentitud de los fabricantes a la hora de actualizar sus dispositivos. Cada vez que tenemos una nueva versión de Android, debemos esperar largos periodos de tiempo hasta que la marca lo adapta y libera.

Pues bien, este es precisamente el compromiso de Nokia. Consciente de que la actualización rápida vende, ofrece esa ventaja a sus posibles consumidores.

Solo los Nexus y Pixel propios de Google actualizan de entrada. Es por esto que uno de los principales problemas es la distibución.

El número de terminales existentes también juega un papel determinante sin duda alguna. La adaptación del nuevo sistema no consiste en compilar y fin del trabajo. Conlleva incluir la nueva versión montando la capa de personalización y ejecutando al final una enorme lista de batería de pruebas.

Unos fabricantes son más rápidos que otros pero sin duda todos andan parejos y muy lejos de la fecha de salida oficial.

Nokia llegaría a tiempo

Sin saber cuanto tiempo podría mantener esa promesa, parece normal que con dos modelos en el mercado podría asumirlo. La verdadera pregunta surgirá cuando tenga más y cuanto tiempo de soporte daría.

Con Symbian era mucho más sencillo, pues muchos terminales compartían el mismo firmware.

La información llega a través del blog NokiaPowerUser, donde se incluye una cita que habla de esta decisión.

“Nuestra ambición es siempre usar la versión más reciente y más segura del sistema Android. Esto también incluye ofrecer actualizaciones puntuales. Podremos ofrecer más detalles en la primera mitad de 2017, estad atentos.

HMD”

Solo el tiempo dirá cuanto de verdad tiene esta declaración de intenciones. De momento, impacientes estamos de ver los dos modelos que presentará en el MWC.