Samsung Galaxy Ace 2 y el Galaxy S Advance recibirán la actualización oficial a Android 4.1 Jelly Bean este año desde Gingerbread, sin dar el salto Ice Cream Sandwich.

La noticia ha sorprendido a propios y extraños dado que se trata de dos smartphones de gama media que ejecutan Android 2.3, por lo cual uno pensaría que deberían actualizarse a ICS. Sin embargo, segun informan desde el perfil oficial de Samsung Bulgaria los dispositivos darían el salto directamente a Android 4.1, salteándose el paso por Android 4.0.

Probablemente tomará unos meses para que la actualización esté lista para ser liberada, aunque se espera que llegue antes de que finalice este año.

Eso es todo l