Y continúa la guerra. Hace algunos días, Samsung anunció que buscaría prohibir la venta del iPhone 5 y ahora, la firma coreana ha demandado a Apple ante la corte de La Haya, en Holanda, por violar cuatro patentes relacionadas con la tecnología 3G y pretende restringir las ventas de la empresa en ese país.

La primera audiencia del caso está programada para el lunes. En los Países Bajos, Samsung exige una orden judicial preliminar contra todos los productos móviles de Apple, “específicamente el iPhone 3G, iPhone 4, iPad 1 y iPad 2”. Todos estos dispositivos infringen cuatro de las patentes esenciales 3G de Samsung.

La firma coreana está buscando una prohibición en los Países Bajos en cuanto a la importación, comercialización y ventas de Apple y de cinco filiales. Además, Samsung quiere a Apple retire todos los dispositivos en infracción que están almacenados en sus “clientes profesionales”, incluyendo las tiendas de electrónica como Media Markt, donde Apple ha puesto en marcha una tienda shop-in-a-shop.

Samsung ha presentado casos por separado para cada una de las cuatro patentes que invoca en contra de Apple en La Haya. Las patentes están relacionadas con los métodos de gestión de la conexión de datos y la velocidad entre una estación móvil, como un teléfono inteligente o tablet, y una estación base de la red. Además, Samsung está invocando patentes similares en otros casos en contra de Apple en los EE.UU., el Reino Unido, Francia, Alemania, Japón y Corea del Sur, por lo cual se trata de una demanda a escala global.

Las patentes en cuestión se llaman normas esenciales, lo que significa que se han incorporado en las normas de tecnología aceptadas internacionalmente, en este caso, las normas 3G y UMTS que ha sido ratificadas por organizaciones como ETSI.

Al respecto, Lee Younghee, gerente de marketing global de Samsung, ha dicho que su compañía tomará una posición “más agresiva” frente a Apple por las violaciones a la propiedad intelectual, a pesar de que seguirán siendo “pasivos y respetuosos”.

Más allá de estas peleas legales, Samsung está concentrado y quiere aprovechar su gran momento para superar a Apple como el principal fabricante de smartphones del mundo. “Somos concientes de la importancia de la marca, por lo que seguiremos reforzando la marca Galaxy“.

Via: Abcnews