Según informe el WSJ, el próximo iPhone 5 de Apple cambiará el tamaño de su histórica pantalla de 3.5 pulgadas a una de “al menos” 4 pulgadas para adaptarse a los nuevos tiempos y así poder competir mano a mano con el nuevo Samsung Galaxy S3 y el resto de dispositivos Android.

Con Apple tratando de seguir el patrón de lanzamiento que tuvo en 2011 con el iPhone 4S, los usuarios pueden esperar ver el anuncio y lanzamiento del iPhone 5 (sexta generación) alrededor de octubre. A medida que la fecha prevista se acerca, las especulaciones y conjeturas sobre la posible estética del dispositivo han comenzado a emerger.

En un informe publicado esta mañana, The Wall Street Journal ha citado una información proporcionada por una “fuente familiarizada con la situación”, y ha aformado que Apple ha realizado pedidos a sus proveedores con sede en Asia para fabricar pantallas más grandes que las utilizadas en todas las iteraciones anteriores del iPhone.

Recordemos que el iPhone original, lanzado en 2007, y todo los modelos que se lanzaron posteriormente, han tenido el mismo tamaño de pantalla (3.5 pulgadas). Sin embargo, teniendo en cuenta la tendencia que comenzó el año pasado y los últimos lanzamientos de dispositivos Android, Apple finalmente modificaría el tamaño de la pantalla en su próximo iPhone.

A partir del año pasado,varios fabricantes de dispositivos Android han lanzado dispositivos con grandes pantallas. Hay varias muestras de ello como la Samsung Galaxy Note (5.3 pulgadas), el Sony Xperia S (4.3 pulgadas), HTC One X (4.7 pulgadas), LG Vu (5 pulgadas), entre otros. Además, el gran rival del iPhone 5, será, sin lugar a dudas, el nuevo Samsung Galaxy S3, que posee una pantalla de 4.8 pulgadas.

Al ver esta situación, Apple se habría visto forzado a hacer algo al respecto y modificar el histórico tamaño de sus pantallas en el nuevo iPhone. Según se informa, las nuevas pantallas del iPhone estarán en torno a las 4 pulgadas, lo cual significa que la compañía de Cupertino ha optado por un cambio leve y aumentará su pantalla en una pequeña escala en vez de realizar un gran cambio y pasar a pantallas de 4.5 o 5 pulgadas. El Wall Street Journal también informa que Apple pretende conseguir pantallas de LG Display, Japan Display Inc. y Sharp.

Si estos informes son verdaderos (y ya tenemos bastante evidencia de que Apple incrementará el tamaño de la pantalla del próximo iPhone), entonces estaremos en presencia de una mejora evolutiva en el iPhone 5, más que un intento por contentar a los consumidores que están a favor de las pantallas de gran tamaño.

Al respecto, Nobuo Kurahashi, analista de Mizuho Investors cree que el iPhone sigue a la vanguardia en un mercado en constante evolución y un cambio en el tamaño de la pantalla no significa necesariamente que la empresa se verá afectada por la competencia:

El mercado de smartphones es muy diverso, pero el iPhone sigue marcando la agenda. Si Apple llega a lanzar un iPhone de menor precio, eso sería más que una señal de que el entorno cambiante del mercado está empezando a afectar a la compañía.

Para muchos el iPhone es un producto emblemático en la industria de los smartphones, por lo que la inclusión de una pantalla de gran tamaño no creo que sea el catalizador de otros grandes cambios estéticos en la próxima iteración del dispositivo. Sin embargo, de algo podemos estar seguros: el próximo iPhone 5 tendrá una pantalla de mayor tamaño que las históricas 3.5 pulgadas. Y si Apple, hay que adaptarse…

También puedes echar un vistazo más profundo a todas las características y novedades del Samsung Galaxy S3 desde alguno de los siguientes enlaces:

Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter y/o suscribirte a nuestro feed de noticias para enterarte de todas las novedades del Galaxy S3 y del mundo Android al instante!

Via: Redmonpie