A través de su cuenta de Google+, Jean-Baptiste Queru, líder técnico en el Android Open Source Project (AOSP), ha dado su opinión sobre el proyecto y ha afirmado que los 5 meses que tardó Sony en actualizar su tablet le parecen “completamente razonables”.

Jean-Baptiste Queru ha manifestado su opinión sobre el estado actual del proyecto y la duración de las esperas que enfrentan los usuarios sobre las actualizaciones. En un post que ha publicado en su cuenta de Google+, Queru felicita a Sony por su actualización a Android 4.0 para la Tablet S y describe a la compañía japonesa como el mayor contribuyente a Android. Al contribuir en el código del proyecto, Sony debería ser capaz de garantizar la actualización oportuna de sus propios dispositivos, así como ayudar a la comunidad en general. Entonces, ¿por qué la larga espera para Android 4.0?

O, en realidad, no tan larga. Queru piensa que los cinco meses que tardó Sony para actualizar la tablet de Honeycomb 3.0 a Ice Cream Sandwich 4.0 es “muy razonable”, ya que las dos versiones de Android son “muy diferentes”. Además, añade que las diferencias entre Gingerbread y Ice Cream Sandwich son enormes, por lo que las actualizaciones de los teléfonos es probable que tomen aún más tiempo.

Cuando se le preguntó por qué Asus actualizó su tableta mucho más rápido que Sony, Queru dijo que Asus trabajó en conjunto con NVIDIA. Teniendo en cuenta que la Transformer Prime era el buque insignia Tegra 3 en las tablets, no fue ninguna sorpresa que ambas partes centraran todos sus recursos para garantizar una actualización oportuna.

Lo que realmente molesta a Queru es que algunos dispositivos de ingeniería de Google aún no cuentan con la última versión de su propio sistema operativo, gracias a los retrasos en el proceso de aprobación de las operadoras. Además, el desarrollador afirma estar muy contento de que Google haya vuelto a vender dispositivos directamente, y será “aún más feliz” cuando vea que el programa se expanda a más países.

Via: The Verge

Fuente: Google+