FXI ha presentado Cotton Candy, una especie de miniPC de sólo 8 cm capaz de ejecutar Android 4.0 Ice Cream Sandwich y Ubuntu y con clientes de virtualización para Windows, Linux y Mac.

Cotton Candy es una memoria USB de sólo 8 cm que brinda a los usuarios un punto único y seguro de acceso a todos los servicios en la nube y aplicaciones personales a través de su sistema operativo favorito, al tiempo que ofrece una experiencia consistente en cualquier pantalla. El dispositivo servirá como un complemento tanto para smartphones, tablets, PC portátiles y Mac, además de añadir capacidades inteligentes a las pantallas existentes, televisores, set top boxes y otros medios de comunicación que soportan almacenamiento masivo USB.

Es decir que con Cotton Candy podrás hacer que cualquier monitor o TV sea inteligente, hacer que cualquier ordenador sea capaz de ejecutar varios sistemas operativos, así como ampliar las posibilidades de tu smartphone conectándolo a una pantalla más grande.

Este dispositivo desarrollado por FXI, cuenta con un procesador ARM Cortex A9 a 1.2 GHz, gráficos de cuatro núcleos gráficos ARM Malí-400MP y soporte para Android 4.0 y Ubuntu, junto con clientes de virtualización para Windows, Linux y Mac.

Además, incorpora 1 GB de memoria RAM, hasta 64 GB de almacenamiento interno, Bluetooth 2.1+EDR, WiFi 802.11 b/g/n, salida HDMI y un conector USB 2.0, junto con un puerto micro-USB para la conectividad de periférico. Y todo eso en un pequeño aparatito de sólo 8 cm de largo.

Cotton Candy estará disponible para pre-pedidos en Escandinavia (FXI tiene su sede en Noruega) a fines de este mes a un precio de 199 dólares, mientras que en el resto del mundo llegará en el verano.

¿Qué les parece este nuevo aparato? ¿Lo ven útil?

Más información en FXITech

German Rodrigo

Puedes leer todos mis articulos desde aqui o seguirme en Google+ y Twitter desde @GerRodrigo87 para estar al tanto de todo lo que sucede en el mundo Android.