Apple anunció su propia aplicación de Mapas más de un año antes de que finalizase su contrato con Google Maps. Google por su parte, sigue desarrollando su aplicación de Mapas para iOS. Aquí todos los detalles detrás de esta guerra entre dos gigantes.

La decisión de Apple de lanzar su propio sistema de mapas en el iPhone 5 con iOS 6 fue tomada más de un año antes de que el acuerdo de la empresa para usar Google Maps expirase, segun informan dos fuentes independientes cercanas al tema. La decisión, tomada poco antes del evento WWDC que Apple llevó a cabo en junio, generó una rápida y agresiva respuesta por parte de Google.

A medida que se filtraban los rumores sobre la decisión de Apple de anunciar el nuevo Maps iOS 6 en WWDC en junio, Google decidió responder con una demostración de fuerza y poder: el gigante de las búsquedas anunció apresuradamente su propio evento de Mapas apenas unos días antes del evento de Apple. Apodado “La próxima dimensión de Google Maps”, el evento fue diseñado para mostrar las nuevas tecnologías de la aplicación como las fotografías aéreas 3D de baja altura y las mochilas Street View.

Por su parte, Apple aparentemente sintió que los viejos mapas de Google Maps en iOS estaban cayendo detrás de Android, especialmente debido a que no tenían acceso a la navegación turn-by-turn, que Google venía utilizando en los teléfonos Android por varios años. El Wall Street Journal informó el pasado mes de junio que Google quería tener una marca más prominente y la capacidad de agregar características como Latitude, pero los ejecutivos del gigante de las búsquedas no estaban satisfechos con las condiciones de renovación que establecía Apple. Sin embargo, el acuerdo existente entre ambas compañías estaba todavía en vigor y no tenía ningún requisito adicional, Apple simplemente decidió terminar el acuerdo y lanzar los nuevos mapas con indicaciones turn-by-turn.

En el día de ayer, Eric Schmidt, presidente de Google, confirmó esta información diciendo: “¿Qué íbamos a hacer, obligarlos a cambiar de opinión? Es su decisión”. Schmidt también dijo que Google “todavía no había hecho nada” con una aplicación de Google Maps para iOS, y que Apple finalmente tendría que decidir si aprueba la aplicación. “Es su elección”, dijo el directivo a Bloomberg. El VicePresidente de Google Maps, Brian McClendon, también ha dicho en repetidas ocasiones que está comprometido en ofrecer Google Maps en todas las plataformas, lo que indica que una aplicación para iOS finalmente aparecerá.

Curiosamente, Apple no sabía o no esperaba que los consumidores encontrasen que sus nuevos mapas fuesen deficientes; cuando Scott Forstall, VicePresidente de software de iOS, introdujo el nuevo sistema de mapeo en junio, lo calificó de “hermoso”, y subrayó que “estamos haciendo toda la cartografía nosotros mismos”. La empresa se vio obligada a adoptar un tono diferente la semana pasada a medida que los usuarios mostraban su descontento debido a la gran cantidad de errores que presentaba la aplicación, diciendo que el “nuevo servicio de mapas es una iniciativa importante y recién estamos empezando con él”. La compañía también prometió “mejorar continuamente” mapas, y dijo que “cuanta más gente lo use, mejor será.” De hecho, algunos de los errores más graves detectadas por los usuarios ya han sido solucionados, aunque aun varios fallos que no han sido corregidos.

En última instancia, los mapas son sólo uno de los frentes en una guerra cada vez más encarnizada entre dos empresas rivales que se disputan el liderazgo en los ecosistemas de dispositivos móviles. Tanto Apple como Google entienden que los móviles y las tablets son más poderosos cuando se utilizan conjuntamente con sofisticados servicios basados en cloud, y ambos parecen decididos a poseer e integrar la experiencia completa: propiedad que va a llevar a una posición dominante en la nueva era de la informática.

Via: The Verge

German Rodrigo

Puedes leer todos mis articulos desde aqui o seguirme en Google+ y Twitter desde @GerRodrigo87 para estar al tanto de todo lo que sucede en el mundo Android.