HTC acaba de dar muy malas noticias a muchos usuarios. La firma ha publicado en su página de FAQ que los dispositivos con 512MB de RAM o menos, no recibirán la actualización a Android 4.1 Jelly Bean.

Esto significa que One V y Desiree C, dos smartphones lanzados el año pasado, no se actualizarán a la última versión de Android. Afortunadamente para el resto de los usuarios, estos dos son los únicos dispositivos lanzados en 2012 que vienen con 512 MB de RAM. Otros dispositivos de gama baja o media como Desire X y Desire SV vienen con 768MB de RAM, por lo que podrán actualizarse.

Igualmente no todas son malas noticias. La firma también ha confirmado que el HTC One S y One X recibirán la actualización a Jelly Bean muy pronto. Además, HTC ha dado algo de esperanzas a los usuarios con dispositivos del 2011 diciendo que su prioridad es actualizar los equipos lanzados en 2012 con sus numerosos socios operadores en múltiples regiones y luego considerar la posibilidad de proporcionar actualizaciones a productos del 2011. Con un poco de suerte, tal vez podramos ver Android 4.1 en dispositivos como el HTC Sensation, EVO 3D y Rezound.

Más información en HTC.