Apple y Qualcomm se encuentran inmersos en una batalla legal que parece no llegar nunca a su fin. A principios de año, Apple demandó a Qualcomm exigiendo 1 billón de dólares en EEUU y 148 millones en China. Además, presentó otra demanda en el Reino Unido para presionar todavía más a la compañía.

Pero Qualcomm no se ha quedado atrás, ya que en marzo demandó a los fabricantes de Apple por retener el pago de royalties. En abril volvió a demandarlos por engañar a los clientes sobre el rendimiento de los chips. Hace menos de un mes, Qualcomm volvió a cargar contra Apple con la intención de detener sus ventas en Estados Unidos por infringir varias patentes registradas. Apple respondió acusando a Qualcomm de violar las leyes antimonopolio.

Empresas como Microsoft y Google apoyan a Apple

Mientras la batalla legal entre Qualcomm y Apple sigue su curso, varias potencias de la industria tecnológica han mostrado su apoyo a éste último. Este grupo de empresas, llamado CCIA, representa a Microsoft, Amazon, Google, Intel y Facebook, entre otras. Apple no forma parte de este grupo.

En su comunicado de apoyo a Apple, la CCIA ha pedido a las autoridades rechazar la petición de Qualcomm sobre vetar la venta e importación de iPhone en Estados Unidos. Este grupo argumenta que dañaría los intereses de los consumiores y causaría un gran problema de suministro de smartphones.

Microsoft

El comunicado de Ed Black, CEO de este grupo, reza así: “Si la ITC aprobara esta orden de exclusión, ayudaría a Qualcomm a utilizar su poder de monopolio contra Apple y permitirles aumentar los precios de sus productos. Lo que está en juego aquí es la disponibilidad de iPhones y otros smartphones a mejores precios.”

Qualcomm ha rechazado responder al grupo CCIA sobre este asunto. Su disputa legal contra Apple ya ha comenzado y será muy interesante observar cómo progresa la situación.