Samsung ha demostrado su buen hacer desde el Galaxy S, hasta su actual tercera versión de esta gama alta de Android de la compañía.  En pocos años Samsung ha conseguido desbancar a HTC de lo más alto en las ventas de Android, tomando mucha ventaja sobre el resto de los fabricantes.

Que existan estos movimientos es bueno, ya que hace a otros fabricantes ponerse las pilas para tratar de hacerse un hueco más grande, dando lugar a precios más competitivos y mejores prestaciones cada vez. Este es el caso por ejemplo de HTC, que ha vuelto a demostrar que está ahí. El problema estaría en que la gente viera a Samsung cómo único referente en Android.

Samsung con cada nuevo buque insignia ha ido creciendo en ventas de manera imparable, al igual que Android ha ido creciendo con ellos. La semana p